4 de marzo de 2010

Cambio todo, rompan todo, vuelve todo

Este blog cumple su tiempo ya y ha servido mas de descargo propio que de reunion publica, cosa imprevista pero agradable. No siempre se encuentra un lugar de descargo y menos a traves de la expresion. Pero uno no tiene que quedarse en nada, ni es obligatorio atarse a un papel o rol. Este blog es solamente un blog, y puede ser usado para lo que se le cante al dueño, en este caso yo, y puede modificar su destino en cada nueva entrada. Como todas las cosas. Algunos creen que se encuentran atados a una imagen, a una actividad o posicion. Quien no ha tomado una postura por el solo hecho de que todos saben que uno la va a tomar? Y si hoy sí quiero llorar con una pelicula en vez de ser anticursi? Pero a nadie le agrada ser llamado tortilla o panqueque. Lo mismo pasa con las cosas, muchos seguimos yendo a lugares, trabajos, grupos de amigos, por el hecho de que ya existe y que uno no esta para cambiarlo a esta altura del partido (?) todos sabemos q los partidos duran 90 minutos y a veces 180 sou, no es parametro de nada eso. Por eso este blog, le guste o no, quiere dejar de ser un pedido de oreja y pasar a ser algo que solia ser o que nunca fue: Un centro de verborragia incontrolable. Y porque habria de hacer eso? porque para escribir hay que hacerlo. Hay que tener un lugar donde liberar palabras y ver que la mitad no sirven para nada y la otra mitad pueden caminar a la gloria de la mano de una buena correccion.

Asique esta es la presentacion de una segunda/tercer etapa de deliresdeunaloca.

Ahora si...

Podemos hablar ahora de cosas triviales como la nueva pelicula de Jack Sparrow, Alicia en el pais de las maravillas. Es evidente que la onda 3D pega. La gran conclusion del asunto es que uno quiere siempre ser parte de la ficción. En la ficción siempre hay finales felices y si no los hay se puede apagar la tele o esperar a que termine y ya. La vida no es eso pero estan los huecos trinchera. Si, las peliculas y todo metodo escapatorio o de entretenimiento es un hueco trinchera. Son pequeñas huidas de la vida, de la que TODOS estamos inconformes. Lo que todavia no logro entender es porque en vez de escaparse no nos esforzamos por cambiarla. Alguien dira que porque es imposible cambiarla. Si, puede ser. Pero algunos la cambiaron, este tipo Gandhi era un groso y cambio algunas cosas, y seguro que no se envicio en el entretenimiento. Ojo, no estoy en contra, yo tengo un blog y leo y eso tambien pertenece al arte de entretener. Hay una linea casi indefinible entre lo que es entretenimiento y lo que no. Y entre lo que es huir y lo que no.
Cambiando el tema, que vida triste la del boletero. Uno automaticamente piensa en el coloradito de los simpsons ese q vende pochoclos y acomoda y hace todo lo q haria un pibe que jamas salio del sotano y un buen dia quiso hacerse el dandi con la vecina. Ser boletero debe ser uno de los oficios mas tristes del mundo. Uno se para en el medio de la nada a interponerse entre la entrada y la salida y entre el estar y el no estar. Uno da permiso para entrar o salir y en el fondo no esta en ningun lado. No comparte la pelicula ni acompaña a la salida. Uno esta ahi, mirando a la gente pasar y hacer y moverse. Es el oficio del limbo. Y se pierde la identidad o el interes por lo que se deja ver. El boletero no defiende la obra, no se apasiona por influir en los clientes, no lucha. Nos indica nuestro lugar segun nuestro dinero, nos dice si, si podemos, no, si no. Y aqui es donde podemos ver que el boletero no es mas que una gran estructura economica, un estandarte hecho humanidad. La sistematizacion a traves de personas. El ni siquiera sigue el flujo del sistema, es una estructura, como un edificio o una iglesia. Si pienso mas seguro encontrare otros oficios que sirvan de estructura. Y de pronto estare en el lugar donde la gente se transforma en paredes o pisos o techos y uno va, porque muy agradablemente la pared, ola puerta, le ha dicho buen dia. Dimos vuelta la tortilla, porque ahora no resulta tan odioso poder entrar al cine no?? El boletero va a leer esto y me va a decir: si, pero yo veo cuando quiera la pelicula y yo no tengo ninguna puerta a la cual pedirle permiso. Las puertas no necesitan empujarse a si mismas para entrar. Y yo pondre cara de pena, porque todos sabemos que es mentira. El sabe que si querria, podria entrar. Pero llego el momento en el que ya no le interesa. Y que tristeza cuando a uno ya no le interesa entretenerse, como se afronta la vida? Como se vuelve a vivir si nunca se corre primero? Y eso confirmara mis sospechas, que ahora son tuyas tambien, oh lector.

Recomiendo ir al cine de Devoto, se ve en 3D y no es caro.

A mis pocos pero interesantes lectores,


Alguien que ya no firma mas como SLE.

1 comentario:

Raúlg dijo...

Felicidades por tus solitarias (o no tanto) catarsis.
Me atrevo a decir que me gustan los blogs por lo mismo que a tí.
Saludos!

http://almendrasymejillones.blogspot.com/